Noticiario Nº 53 – 26 de febrero de 2016

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

La Inspección de Trabajo y de Seguridad Social ha puesto en marcha una campaña contra el fraude en el contrato a tiempo parcial.

El incremento en la utilización de esta fórmula y la concentración ya detectada en su fraude hace necesaria intensificar el control de dicha modalidad, aumentando el número de actuaciones de la Inspección.

Así se recoge en la instrucción de actuación que, sobre esta cuestión, ha enviado el Ministerio de Empleo a los inspectores. Es en este contexto ha dado las siguientes instrucciones a los inspectores: son ilegales los contratos que digan que el horario del trabajador debe ser “según necesidades de la empresa” o “x horas semanales”. El ordenamiento español “no permite contratos a la llamada. No cumplen la concreción necesaria [de las condiciones laborales]”. Los inspectores tampoco deben admitir redacciones genéricas sobre la justificación de las cotizaciones de las horas realizadas. Por ejemplo, no vale hablar de “complementos varios”.

 

Hacienda tendrá que pagar íntegramente las cantidades que solicitaron al Consejo de Ministros los afectados por el céntimo sanitario.

Después de que la sala de lo contencioso-administrativo del TS haya estimado los primeros recursos de reclamación de responsabilidad patrimonial del Estado.

Estas reclamaciones provienen de la sentencia del TJUE que en febrero de 2014 declaró que la Ley que autorizaba dicho impuesto era contraria a la directiva europea. El alto tribunal tiene pendiente de resolver casi 4.000 reclamaciones similares de afectados, especialmente transportistas.

 

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda avisan de que el Plan de Control Tributario para 2016 deja impune el 81,6% de la evasión fiscal.

En una nota de prensa, los técnicos recuerdan que Hacienda aumentó un 27% los ingresos por fraude en 2015, hasta la cifra récord de 15.664 millones.

Aunque los ingresos reales atribuibles a esta labor se reducen a 8.346 millones, lo que representa un incremento del 7,5% y prácticamente el mismo nivel de 2012. A su parecer, estos resultados se asientan en una investigación desequilibrada que pone la lupa sobre los contribuyentes con menores ingresos, en lugar de perseguir el fraude sofisticado de multinacionales y corporaciones empresariales, a las que la inspección les ha descubierto el 44% de la deuda liquidada.

 

El bonus por objetivos está perdiendo su efecto como herramienta motivacional.

Se ha convertido ya en parte esperada del salario para muchos trabajadores.

Sin embargo, las empresas no dudan en utilizarla porque les da mucha flexibilidad: prefieren gastar de una vez más que añadir un coste fijo mensual, un gasto único que además es mucho más fácil de reducir o eliminar si vienen mal dadas. Solo el 20% de las empresas consultadas defiende que los bonus han provocado una mejora en el rendimiento individual de los empleados. Dado el escaso rendimiento, muchas empresas están tratando de dar una vuelta a sus sistemas meritocráticos de recompensa.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×